Arrastre

Los tractores eléctricos de arrastre Zallys son la solución ideal para aumentar la productividad y la seguridad y prevenir los riesgos asociados a la manipulación manual de cargas.


Los remolcadores eléctricos son vehículos profesionales que se utilizan para remolcar, empujar y maniobrar cargas sobre ruedas como los carros industriales que se utilizan para el suministro de componentes a las líneas de producción, para mover maquinaria colocada sobre carros equipados con ruedas o para la manipulación de contenedores roll box en el interior de centros de distribución, almacenes y supermercados. Son elegidos por los clientes sobre todo gracias a sus dimensiones compactas que les permiten ser utilizados en zonas donde el espacio es limitado y por tanto no es posible utilizar una carretilla elevadora tradicional. Gracias a su capacidad de remolque, es posible mover más carros con un solo operador, aumentando así la productividad e implementando procesos lean. Los tractores de arrastre eléctricos son vehículos diseñados y homologados para la tracción de cargas y, por tanto, perfectamente compatibles con los requisitos de seguridad previstos en las industrias de fabricación de automóviles, empresas farmacéuticas, empresas del sector alimentario, hospitales y aeropuertos.
 

Los tractores de arrastre eléctricos de Zallys son una solución ergonómica, segura y confiable para manipular cargas. Algunas aplicaciones comunes incluyen:

- manipulación de contenedores rodantes desde el camión que realiza las entregas al almacén de un punto de venta en el sector de la distribución a gran escala

- manipulación de carros utilizados para la distribución de comidas o para el transporte de ropa blanca en los hospitales

- remolque de maquinaria dentro de empresas farmacéuticas

- recogida de carros de la compra en los estacionamientos y plataformas de los supermercados y movimiento de los carritos de maletas en los aeropuertos

- para la manipulación de contenedores industriales de acero inoxidable utilizados en empresas alimentarias como fermentadores, tanques, silos de almacenamiento y mezcladores

- facilitar la manipulación de contenedores de basura equipados con dos o cuatro ruedas

- para maniobrar y mover el chasis de automóviles, camiones y trenes a lo largo de las líneas de producción

- remolcar y empujar los carros porta vidrios utilizados en la cristalería industrial

- para el movimiento de las palas utilizadas para la producción de turbinas eólicas

- para mover diferentes tipos de maquinaria y cargas colocadas sobre rieles en la industria ferroviaria